Trabajo colaborativo y coordinación en la universidad

La universidad española se enfrenta a múltiples retos en estos comienzos del siglo XXI. Estos retos afectan a sus dos áreas fundamentales de actuación, la docencia y la investigación, así como a su propia gestión, compleja en sí misma y complicada en una situación de fuerte ajuste económico. Entre otros retos, la docencia ha de moverse desde la tradicional lección magistral a otros modos de aprender más activos y ajustados a lo que la sociedad demanda del estudiante en formación; la investigación requiere, más que nunca, de equipos multidisciplinares que puedan dar explicaciones a problemas globales y locales, precisamente cuando la inversión en investigación está sometida a revisión más allá de límites aconsejables; por último, la gestión requiere de la universidad eficacia, transparencia y resultados de manera exigente (y justificada).

Ante todos estos retos, es acuciante que la universidad (y cada una de sus unidades, facultades y departamentos) gane en capacidad de colaboración y coordinación. Se requieren actuaciones bien planificadas, concertadas y ejecutadas de una institución que históricamente ha primado (y aún prima) el individualismo del brillante curriculum vitae por encima del más silencioso pero eficaz trabajo de equipos que trabajan juntos de manera coordinada.

Esta semana los miembros de Conecta13, David Álvarez y Fernando Trujillo, ha impartido tres sesiones dentro del curso “Trabajo colaborativo y coordinación del profesorado”, desarrollado en la Facultad de Educación y Humanidades de Ceuta gracias a la coordinación de la profesora María Bermúdez y la gestión del Vicerrectorado para la Garantía de la Calidad. Ha sido una experiencia grata en la cual hemos podido compartir con el profesorado de la facultad ceutí nuestras propuestas para la colaboración y la coordinación del profesorado.

A modo de resumen, en la primera sesión del curso presentamos algunas estrategias para la colaboración y la coordinación “presencial”. Trabajamos cuestiones como el pensamiento visual, los agrupamientos, la importancia de la gestión del tiempo y otras cuestiones fundamentales para ganar eficacia a través de la colaboración y la coordinación. Mejorar en esta línea supone acabar con reuniones infructuosas e inacabables para hacerlas operativas y exitosas.

En la segunda y tercera sesión hemos tratado de proporcionar herramientas al profesorado para la colaboración y la coordinación on-line. Así, en estas dos sesiones hemos revisado las Google Apps (especialmente después de que la universidad granadina llegara a un acuerdo con Google para proporcionar a profesorado y alumnado acceso a las Google Apps for Education) así como cuestiones fundamentales sobre identidad digital (blogging, marcadores sociales y participación en redes sociales) y su importancia para la colaboración, la coordinación y el desarrollo profesional del profesorado universitario.

Sin lugar a dudas, participar en este curso ha sido una experiencia interesante para Conecta13 y esperamos que, por supuesto, también para el profesorado de la Facultad de Educación y Humanidades de Ceuta. Creemos que la facultad ceutí tiene una visión clara acerca de la importancia de la colaboración y la coordinación de su profesorado, tanto off-line como on-line y para nosotros ha sido un placer acompañarles en su camino, que es también el nuestro. Esperamos, en futuras iniciativas, poder seguir caminando juntos.